Personajes

Cuicamatini

(Cantor principal)

Sabio conocedor de los cantares. (Compuesto de cuícatl: ‘canto’ y matini, ‘que conoce’.) En una antigua descripción de los sabios nahuas (tlamatinime), se indica expresamente que eran ellos los que guardaban los libros o códices de canto, [pues] ‘llevaban consigo los libros de canto’ (quitquique in cuicaámatl).”

En el contexto de esta obra, el cuicamatini o “cantor principal” es un hombre de piel tostada, de mediana edad; lleva el torso desnudo y un calzón corto de manta cruda, discreto y sobrio.

Ahuianimeh (Alegradoras)

Las ahuiani ríen con frecuencia (la risa no está notada en la partitura a fin de no entorpecer su espontaneidad), simbolizan a las deidades mexica Citlalicue, Chalchiutlicue y Chicomecoatl; o bien a las tlaxcalteca Citlalcueye (la Vía Láctea), Chalchicueye (el Agua Viva, también conocida como Matlalcueye) y Xilonen (el Maíz Tierno), siendo la última de ellas la más joven y la más hermosa.

Todas están con el pecho desnudo y con muchos collares de conchas y caracoles. Su aspecto delgado luce también una fina voluptuosidad, que se deja entrever por la sutileza de las ropas. Sus faldas ―más un cozohuahuanqui simple, que un elaborado cueitl― bordadas con hilos de colores, se embellecen por la gracia y ligeraza con que las jóvenes se mueven.

Las tres muchachas tienen el cabello negro, brillante y largo. Las tres mujeres están siempre descalzas, pero con ricos sartales en los tobillos, los cuales hacen murmullo cuando caminan y bailan.

Tohuenyo

Es un joven atlético, muy buen bailarín, originario de Cuextlan ―actualmente conocida como “región huasteca”, al norte de Veracruz y sus cercanías (cf. León Portilla, 1959). Sus atributos masculinos son notables. Tiene el torso desnudo, con dibujos amarillo oscuro, ocre y negro, con motivos que recuerdan garras y fauces felinas; algunos de los cuales asemejan escritura maya clásica. De su cuello pende un collar de caracolitos. Tiene cabello largo en la franja superior de la cabeza, de la nuca a la frente; los costados de la misma están rapados a navaja, y con líneas amarillo ocre en las sienes. Su instrumento musical es un atecocolli ―caracol grande con el que se presenta.

Tlazozonmatinime (músicos)

Los músicos que forman la orquesta, colocada en segundo plano en el escenario, no deben destacar visualmente ante el espectador. Se sugiere, pues, que lleven ropa sobria, negra y opaca, sin adornos particulares.

 

Xochipilli Macuilxóchitl

La vestimenta de este númen la describe Bernardino de Sahagún (1570/1969, II : 298) con mucho detalle, en las siguientes palabras: “La imagen de este dios era como un hombre desnudo que está desollado, o teñido de bermellón, y tenía la boca y la barba teñida de blanco y negro y azul claro; la cara teñida de bermejo; tenía una corona teñida de verde claro, con unos penachos del mismo color; tenía unas borlas que colgaban de la corona hacia las espaldas; tenía a cuestas una divisa o plumaje, que era como una bandera que está hincada en un cerro, y en lo alto tenía unos penachos verdes. Tenía ceñida por el medio del cuerpo una manta bermeja, que colgaba hasta los muslos; esta manta tenía una franja de que colgaban unos caracolitos mariscos: tenía en los pies unas cotaras o sandalias, muy curiosamente hechas: en la mano izquierda tenía una rodela, la cual era blanca, y en el medio tenía cuatro piedras puestas de dos en dos juntas; tenía un cetro hecho a manera de corazón, que en lo alto tenía unos penachos verdes y de lo bajo colgaban también otros penachos verdes y amarillos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: